sanciones hacienda comunidades

4 tipos de sanciones a que se arriesgan las comunidades de propietarios por no tener un administrador de fincas

¿Por qué es tan importante contratar a un Administrador de Fincas colegiado? ¿Cuál es su función además de moderar las reuniones de vecinos, realizar pagos y organizar la gestión de las zonas comunes y su obras?

Los diversos colegios de administradores de fincas de España opinan que la figura del Administrador es realmente importante para la correcta gestión de una comunidad de vecinos.

Como norma general, el trabajo de los administradores es una garantía legal para las comunidades de propietarios ya que gracias a su gestión, se pueden evitar sanciones de hasta 800.000 euros, como por incumplir la LPRL (Ley de Prevención de Riesgos Laborales)

Según informa la compañía proveedora de soluciones tecnológicas IESA, aproximadamente el 20% o más de las comunidades de propietarios en España podrían encontrase en situación de riesgo legal al no tener contratado el servicio de asesoría de un Administrador de Fincas colegiado.

¿A qué tipo de multas se podrían estar expuestas las comunidades que no estén debidamente informadas y asesoradas sobre las nuevas normativas por el Administrador de fincas?

1.- Relación con La Agencia Tributaria, es decir, Hacienda

El incumplimiento de los requisitos exigidos por la Hacienda puede acarrear sanciones o multas de hasta 3.000 euros. Para evitar estas sanciones las comunidades de propietarios tienen que presentar modelos fiscales correspondientes y a su dedido tiempo.

2.- Inspecciones periódicas de las instalaciones de la finca

Una comunidad de vecinos que no tenga al día las revisiones de sus instalaciones eléctricas, los ascensores o los sistemas de calefacción, puede ser sancionada con una multa de hasta 90.000 euros.

En los últimos años se han incrementado este tipo de revisiones, por lo que es importante que las comunidades estén al corriente para evitar disgustos.

3.- Protección de los datos de los propietatrios

Aquí ya entramos en las multas importantes, ya que el incumplimiento del RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) o de la LOPDGDD (Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales) pueden acarrear a la comunidad de propietarios has ta 600.000 euros. Esta ley es relativamente moderna, pero cada vez tienen más importancia, la protección de los datos tanto de los consumidores como de los usuarios es cada vez un tema al que la sociedad da más importancia.

Un ejemplo perfecto es aquellos caso en los que las comunidades publican información sobre que un propietario no paga las cuotas de la comunidad o que debe una cierta cantidad de dinero acumulada, pues bien, este hecho puede ser constitutivo de delito contra el honor de ese propietario y la comunidad se puede enfrentar a una demanda y al correspondiente proceso judicial.

Otro caso podría ser cuando la comunidad de propietarios, sin avisar y notificar previamente a los vecinos, instala cámaras de seguridad en las zonas comunes. Para hacernos una idea de la gravedad del asunto, la sanción podría llegar a la cantidad de 600.00 euros que hemos indicado anteriormente.

4.- Normativa relativa a la Prevención de Riesgos laborales

En este apartado debemos tener en cuenta que incluso aunque la comunidad de propietarios no tenga contratado a ningún empleado, de be cumplir esta normativa , ya que si no lo hace se expone a sanciones de más de 800.000 euros.

Si llega una inspección de trabajo y el resultado es sancionador, las multas pueden ser muy graves (de 40.986 hasta 819.780 euros), graves (de 2.046 a 40.985 euros) y leves (de 40 a 2.045 euros)

Por eso tener un Administrador de fincas que conozca la normativa vigente es tan importante.

Problemas de convivencia entre los vecinos de la comunidad

Todo el mundo que haya vivido en una comunidad de propietarios sabe que siempre pueden existir roces o conflictos entre los vecinos, puede que se deban vecinos morosos, falta de civismos, ruidos a deshoras, actividades ilegales, viviendas ocupadas, perros que ladran o hacen sus necesidades en las zonas comunes, y un sin fin de diversos conflictos, en estos casos, tener un Administrador de fincas que se haga responsable o medie entre los vecinos, siempre los convierten en más llevaderos.

Los administradores de fincas colegiados tienen la ventaja de estar protegidos por los respectivos colegios territoriales para poder ejercer su profesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *