pisos de alquiler con opcion a compra

Pisos de alquiler con opción a compra

Quienes desean tener una casa tienen dos opciones: alquilar o comprar. La primera de ellas es la más accesible, siendo el alquiler lo de mayor demanda, mientras que lo segundo se le dificulta a la gran mayoría. Esta situación nos lleva a profundizar un poco más en el alquiler y más aún en una modalidad que muchos desean tener y que pocos conocen, se trata de los pisos en alquiler con opción a compra.

Conseguir una vivienda en alquiler bajo la modalidad con opción a compra se ha vuelto una tendencia que beneficia a todos. Pocos conocen con certeza de que se trata, pero la crisis inmobiliaria los ha llevado a eso. 

En este post compartimos algunos consejos para que entiendas todo lo necesario sobre los pisos en alquiler con opción a compra, pudiendo siempre consultar con Canal Gestión Madrid sobre algún otro tema relacionado del sector inmobiliario donde disponemos de profesionales dedicados a esta área.

¿Cómo funciona el contrato de alquiler con opción a compra?

Alquilar un piso con opción a compra se realiza a través de un contrato doble, donde se refleja el acto de alquilar la vivienda y a la vez, se deja expresa la voluntad de acceder a su compra venta y todas las condiciones. El inquilino, queda arrendando como cualquier persona, cumpliendo el plazo acordado en el contrato. Al vencer el plazo de tiempo acordado en el contrato, el inquilino decide si comprará o no la vivienda, según las condiciones que ya ambas partes conocen.

La mayoría de las veces, el inquilino acuerda el contrato, desembolsando una cantidad de dinero inicial, sigue pagando las cuotas acordes a un alquiler habitual y al final, cuando se vaya a concretar la compra venta, se le descuentan todas las cuotas y el pago inicial del precio total de la vivienda.

Requisitos en viviendas de alquiler con opción a compra

El contrato mixto que se realiza en estos casos no se rige por el código civil, es por eso que queda expreso en el mismo contrato de arrendamiento como una cláusula adicional. Pero además de la cláusula se debe incluir:

  • La potestad del inquilino a aceptar o no comprar la vivienda, solo el tendrá el derecho de decidir.
  • Debe quedar claro el precio de la vivienda y la forma como será pagada, incluyendo la cuota inicial que se pagará.
  • El plazo acordado a partir del cual el inquilino tenga el derecho de reclamar la compra del inmueble.

Estas no son las únicas condiciones, pero ya queda a la potestad de quien hace el acuerdo.

Estatus de inquilinos antes de ser propietarios de la vivienda

El mecanismo de alquiler con opción a compra no hace descuentos del monto de arrendamiento, sino que estos pagos se toman en cuentan para que incidan a nuestro favor sobre el precio. Aunque cada promotor tiene sus reglas particulares, cuando se activa la opción a compra, luego de dos o tres años, ya estaremos al límite de alquiler como dice la ley.

El plazo máximo para alquilar manteniendo la misma vivienda es de 5 años, quedando a potestad de las promotoras colocar el plazo de 3 años para activar la opción a compra. (esto generalmente es así, pero podría ser menos tiempo).

Garantías del contrato de alquiler con opción a compra

El inquilino gozará de exclusividad para la venta, sin importar como fluya el mercado inmobiliario, siempre será la primera opción para comprar el inmueble a un precio fijo. También tendrá cierta ventaja vivir antes en la vivienda y así conocer alguna necesidad de mantenimiento, así como el entorno del vecindario.

En cuanto al propietario, estará seguro que venderá la vivienda al transcurrir el tiempo determinado, a la vez que le sigue beneficiándose de cobrar cuotas mensualmente, en caso que el comprador desista de comprarla. 

El precio de venta acordado desde el principio no varía

Esta característica de los pisos de alquiler con opción a compra es prácticamente una de las mayores ventajas. En el contrato de alquiler donde se ve reflejado la opción a compra, especifica también el eventual precio de venta, por lo que este precio no incrementa. Pocas veces podría ser una desventaja, en el caso poco probable que la propiedad pierda valor.

Un precio invariable estaría protegiendo los intereses, tanto del comprador como del vendedor, al evitar experimentar caída o aumento de los precios. Esta puede ser la razón por la que cada vez más persona se están decidiendo por aplicar esta modalidad.

Debido a la alta demanda de viviendas en alquiler, conseguir uno se hace cuesta arriba, más aún si lo quieres con opción a compra. Ya el simple hecho de querer escoger un piso te hará perder muchas oportunidades. Las ofertas están en el aire y se deben aprovechar casi de inmediato.

Desde Canal Gestión Madrid te recomendamos que, al firmar un contrato de este tipo, establezcan bien cada una de las condiciones. Tanto el inquilino como el propietario expondrán sus propuestas, pero si no te sientes seguro, nosotros podemos asistirte. Contacta con nosotros y consigue el mejor acuerdo en pisos de alquiler con opción a compra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *